#Cultura #Deporte #Artes #Política #Tendencias #Consumos

Ingrese un correo electrónico!

Ocultar Ingrese su contraseña!

Si no tenes una cuenta, regístrate aquí

¿Olvidaste tu contraseña?

Ingresa tus datos o registrate a traves de Facebook.

Ups! Algo anda mal

Ups! Algo anda mal

Ups! Algo anda mal

Ocultar Ups! Algo anda mal

Perdiste tu contraseña? Por favor ingresá tu dirección de email. Recibiras un link para crear una nueva contraseña.

Ups! Algo anda mal

Volver al login

Cerrar
Cultura

El 26% de los latinos compraría un órgano si su vida estuviera en riesgo.

Oct 08, 20170 comentarios

¿Salvación económica o sentencia final? La venta ilegal de órganos involucra complejas redes de intermediarios que lucran tanto con la desesperación de los enfermos como con las penurias económicas de los potenciales “donantes”. #OpinaAméricaLatina presenta un estudio sobre una actividad ilegal que permanece en las sombras.

Educacion
Tráfico de órganos

Mucho se ha escrito acerca de las redes de narcotráfico en la región, desde investigaciones periodísticas hasta exitosas telenovelas. El tráfico de drogas, junto a la trata de personas y la venta ilegal de armas, generan los mayores ingresos de la actividad ilegal a nivel global. En los últimos años, a partir de la multiplicación de los medios informativos, se dispone de más datos en relación a actividades delictivas. Sin embargo, hay una de ellas que permanece casi por completo en las sombras: el tráfico de órganos.

Historias tétricas en donde turistas desprevenidos son secuestrados con el fin de sustraerles sus órganos circulan de boca en boca. ¿Cuánto hay de mito y cuánto de realidad en estos relatos? #OpinaAméricaLatina realizó un estudio para revelar qué saben los latinos del tŕafico ilegal de órganos.

Los expertos coinciden al afirmar que no existe tal cosa como el “robo de órganos”. El protocolo para trasplantes es complejo y torna prácticamente imposible que una persona sea secuestrada para robarle un órgano que luego sea inmediatamente trasplantado. Lo que sí ocurre es el tráfico de órganos, entendido como la posibilidad de que alguien acceda a un órgano sano pagándole a otra persona para que se lo done.

El 92% de los latinos aseguran haber oído hablar del tráfico de órganos, en tanto el 8% restante dice nunca haber escuchado nada sobre este tema.

Previsiblemente, el órgano que más se trafica es el riñón. Existe la creencia de que, al disponer de dos riñones, uno de ellos es prescindible. Esto de ninguna manera es verdadero, las consecuencias que acarrea la donación de un riñón pueden ser mucho más graves de lo que se suele imaginar.

La raíz del problema, una vez más, debe buscarse en la difícil situación económica que viven día a día millones de latinos. No son pocos los que ven en la venta de sus órganos, una salida de las penurias materiales. Tanto es así que el 16% de los latinos consultados por #OpinaAméricaLatina manifestaron que venderían un órgano en caso de encontrarse en la desesperación económica. Por el contrario, el 84% no comerciaría sus propios órganos.

Los casos conocidos de personas que accedieron a “donar” un riñón a cambio de dinero, evidencian que, lejos de haber sido una solución, en ese momento comenzaron los verdaderos problemas. La mayoría de los trabajos que realizan las personas con menores ingresos implican algún tipo de esfuerzo físico, luego de las operaciones y de la pérdida de un órgano, la fortaleza del cuerpo ya no es la misma. Esto sin mencionar la indecente brecha de precio entre lo que paga quien compra el órgano y lo que recibe el “donante”. Según cifras no oficiales, un riñón puede pagarse cerca de 100.000 dólares en el mercado ilegal de tráfico de órganos. El “donante” apenas si recibe 3.000 dólares por su órgano. La cadena de intermediarios se apropia de la mayor parte.

La situación cambia cuando en lugar de desprenderse de un órgano se trata de adquirirlo. El 26% de los latinos dice que compraría un órgano en caso de que ellos mismos o un familiar cercano tenga su vida en riesgo.

Lo cierto es que los canales institucionales diseñados para conectar a quienes necesitan trasplantes con órganos de personas fallecidas, pueden implicar demoras de años. Es por esto que en países como los Estados Unidos, existen grupos de presión que impulsan la legalización de la venta de órganos, hoy penada en todo el continente americano. Sin embargo, quienes se oponen señalan que dada la extrema vulnerabilidad de los potenciales vendedores, no se puede garantizar que esa decisión se realice en libertad. Presiones, engaños y abusos pueden rodear esa decisión y estaríamos así institucionalizando una jerarquía donde la vida de los ciudadanos pudientes valdría más que la de aquellos con necesidades.

Amén de estas consideraciones, el 51% de los peruanos no dudaría en intentar comprar un órgano para salvar su vida o la de sus afectos. En el extremo contrario, los nicaraguenses (14%) y los ticos (16%) son lo que menos se muestran a favor de esta opción. ¿Tú que harías?

Por último, el 95% de los encuestados no conoce personas que hayan sido víctimas del robo de órganos, pero el 5% sí dice conocer a alguien que pasó por esto. Como mencionábamos anteriormente, los investigadores especializados aseguran que mientras el tráfico de órganos es un problema a resolver, el robo de órganos es un mito que hasta el momento no cuenta con casos verificados en la región.

El trabajo de #OpinaAméricaLatina fue realizado en el mes de agosto de 2017 a escala regional, cubriendo los países del continente desde México hasta la Argentina. La muestra alcanzó 2.500 encuestados por internet con control de cuotas de género, rango etario, nivel socio-económico y país.

Opina sobre éste y otros temas en  www.opinaamericalatina.com

 

Ficha técnica

  • Universo: población de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Perú, Paraguay, República Dominicana, Uruguay  y Venezuela mayor de 18 años.
  • Diseño de la muestra: probabilística al azar sobre marco muestral online con control de cuotas de género, rango etario, nivel socio-económico, y país y zona de residencia.
  • Cantidad de casos: 2.500
  • Error muestral: +/- 2%
  • Tipo de relevamiento: cuestionario estructurado administrado por web.
  • Fecha de campo: agosto de 2017

 

Quiénes somos

#OpinaAméricaLatina es una comunidad de latinoamericanos que expresa sus opiniones acerca de los más diversos temas de manera libre y plural.













También puede interesarte
Cultura

La fe dice presente en Colombia

Dec 05, 20170 comentarios
Cultura

Violencia contra las mujeres: 7 de cada 10 latinos pide condenas más severas para los casos de femicidio.

Dec 03, 20170 comentarios
Cultura

Trabajar por cuenta propia, ¿Solución o ultimo recurso?

Nov 29, 20170 comentarios